lunes, 13 de agosto de 2012

Reacciones: 

Capitulo 1: ''Bienvenidas y sensaciones nuevas''.

- Señor, disculpe, debe abrocharse el cinturón estamos a punto de aterrizar, gracias -Daniel despertó con un pequeño sobresalto.


Se abrochó el cinturón, se frotó la
cara y miró por la ventana. 

El Empire State lideraba los grandes rascacielos de la ciudad. Lo reconoció todo, incluso logró ubicar el emplazamiento donde se situaban las torres gemelas antes de ese fatídico 11/S. 

     Todo NY a sus pies. Comenzaba una nueva etapa para el.

     Suspiró, y mientras lo hacía el avión empezó a descender, pero no llevaba mucha cosa así que no tardó en salir de la cinta de equipajes. Se dirigió junto un gran grupo de personas a la salida. 
Mientras andaba encendió su móvil y le dejo un mensaje a su hermano.
Al levantar la mirada del aparato vio que las demás personas se rencontraban con sus familias y conocidos, pero el no veía a Michael por ningún lado.
De pronto, alguien le arrebató el móvil de las manos. Daniel levantó la vista rápidamente alterado y vio a Michael frente a el sonriendo y con su Sony Xperia en sus manos.

     Michael era un joven de 1,86 m. pelo corto rubio y ojos azules. Al contrario que Daniel, que era de pelo negro, ojos marrones y 1,88 m. Los dos gozaban de buen físico y sobretodo de una gran amistad.

- ¡Veo que sigues siendo el mismo empanado de siempre! -exclamó Michael.
Daniel le arrebato el móvil otra vez, sonrió y se abrazaron.
- Y tu sigues siendo el mismo capuyo de siempre -bromeó Daniel.
- Bienvenido a tu nueva casa hermano -le dijo Michael-. Ven, vayamos a tomar algo.
Cogió la maleta de Daniel y fue a pedir un taxi.
- ¿Qué tal están todos? -preguntó Michael ya dentro del taxi.
- Demasiado desorden. Mi madre no puede con todo y mas aún desde que mi viejo murió. Mi hermano la ayuda en todo lo que puede y mi hermana...ya sabes, sigue con su rebeldía particular.
- En fin. Ya estas aquí. Pasa página y disfruta.
- ¿Y tu? ¿Qué tal por la gran manzana? ¿Estas a la altura?
- La verdad que esto es un puto cielo. Aquí encuentras todo lo que puedas llegar a desear.
- ¡¿A si?! -preguntó Daniel con ironía.
- Si, es una pasada. Ya lo comprobaras por ti mismo.
- Ya. Espero que hayas encontrado los 20 pavos que me debes -los dos rieron.

- Bueno hemos llegado.
Michael se bajo y Daniel pago al taxista.
- Ahora ya son 40 pavos...
Michael sonrió y le dijo entre risas:
- Vamos anímate yo invito a las cervezas -cogió la maleta de Daniel y entraron a un bar-. Vayamos a esa mesa así podrás apreciar las vistas y sobre todo a las mujeres que desfilan por aquí.


Se sentaron y Michael levantó la mano.
- ¡¡FRED!! 2 birras hermano. Gracias.

En ese momento a Daniel le vinieron muchas cosas a la cabeza que le hicieron ponerse serio, algo que Michael noto. 

Pero esa seriedad se rompió con la llegada de Fred y un par de cervezas Heineken bien frías. 
Michael dio un trago y Daniel lo imitó.
- Bueno...ya estas aquí amigo mio, pero no te contengas...despliega toda tu alegría -dijo Michael. 
Daniel sonrió tomándose bien la ironía de su amigo y  sonriendo levemente pero con tono de preocupación le dijo:
- No se si he tomado la mejor decisión. No se que dirección tomar.
Puso las manos sobre la botella y resopló.
- Dan, colega mira a tu alrededor... ¡ESTAS EN NY! Las oportunidades vienen solas.

     Entonces se abrió la puerta del bar. La campanilla sonó y de la calle entro una chica rubia de 1,70 m. de estatura. Daniel la miró y ella a el durante unos largos segundos.
Al verla, Daniel sintió algo desconocido para el, pero hizo que levantara su botella y se dirigiese a Michael diciendo: 
- ¡Brindo por ello!
Los amigos brindaron y bebieron riendo.
Daniel buscó disimuladamente otra vez la mirada de la chica pero ella clavaba la mirada en una revista.
Dan parecía estar llamando mentalmente a esa chica cuando Michael le sacó de sus pensamientos. 
- Por cierto. Un colega mío da una fiesta en su apartamento el sábado por la noche. Les he hablado de ti y quieren conocerte. Te servirá para irte abriendo espacio por aquí. 
Daniel lo miró y le contestó:
- No se Mike... 
- Venga, te lo pasaras bien.
- De acuerdo, pero espero que acepten lo nuestro -bromeó Daniel. Cosa que le hizo gracia a los dos y empezaron a reírse.
Michael lo golpeó, lo que le hizo acordarse de la chica nuevamente. 

     La buscó con la mirada, pero ya no estaba…
...lástima.

7 comentarios:

  1. No es por nada pero tienes algunas faltas de ortografia XD
    por lo demas la historia esta bastante bien ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  2. Pues ami si me gusta la historia esta bastante bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mary, ya participaras en algún capitulo, no te preocupes :)

      Eliminar
  3. Por que uno de los chicos se llama Michael?? e.e saben que? No respondan mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es por ti Michel,no seas tan creido, ademas el nombre de el se pronuncia MAIKEL.

      Eliminar